tiempo

El problema es que crees tener tiempo.

tiempo

“El problema es que crees que tienes tiempo

Postergar o procastinar, es uno de los males de la sociedad, dejar todo para después, para mañana o el día siguiente, por que Crees que tienes tiempo.

Pero ¿qué pasaría si no te quedara más tiempo? ¿lo has pensado? piensa ¿ a quien no le dijiste que la amabas o lo amabas? ¿a quien dejaste de abrazar como si hubieran pasado años sin verse? ¿qué sueños se han quedado en el olvido o sin empezar?

Hoy quiero tocar este tema, como Coach de vida y negocios Certificado, procuro ser un ejemplo en este aspecto del manejo del tiempo, sin embargo, aun nosotros caemos de vez en vez en esa vieja costumbre.

Y quiero contarte lo que me sucedió hace pocos días, y me hizo pensar en muchas cosas, estuve hospitalizado casi dos semanas debido a un infarto, afortunadamente sigo aquí y no perdí el conocimiento ni tuve varios de los sintomas del infarto y la libre por poco gracias a la oportuna atención de los medicos.

Cuando me controlaron el dolor y estabilizaron mi corazón, tuve mucho tiempo para pensar en cómo he aprovechado mi tiempo, mis días, lo que no he dicho, lo que no he hecho, lo que estoy haciendo.

Cómo Coach, veo a mucha gente que dice querer cambiar, pero sigue poniendo excusa tras excusa, las más socorridas son la falta de tiempo y la falta de dinero. Mi infarto fue a mediados de Enero, así que una de las desventajas era los recursos limitados que tenia en lo económico, pero eso no me impidió lanzarme por mis propios medios a los servicios de emergencia.

Me ha tocado ver a incontables personas que no cuidan su salud, que no compran los medicamentos, que desaprovechan oportunidades porque no tengo dinero, no tengo tiempo, muchos dejan morir a sus seres queridos porque “no tienen para pagar“, pero lo peor del caso es que no mueven un dedo para conseguirlo.

Pero eso no es lo más grave, lo más grave es que teniendo la oportunidad, teniendo los medios para pronunciar palabras, para demostrar amor ¡No lo hacen!

Nadie tiene el futuro comprado, garantizado de ningún modo, en mi caso, el domingo 18 de Enero de 2015 pudo ser mi ultimo día en esta tierra. Yo estoy trabajando para realizar mis sueños, para ayudar a otras personas a realizar los suyos también, para apoyarles en su transformación demostrándoles que sí es posible si de verdad quieren hacerlo.

Demuestro mi amor a mis seres queridos, se los hago saber y procuro dejar de retraerme de decirle algo positivo a alguien, para evitar el “si tan solo hubiera“, sin embargo, estando ahí sentado en la camilla, bajo constante supervisión de medicos y enfermeras, me puse a pensar, y me di cuenta de que aun faltaba mucho por hacer.

Gratitud.

¿Cuantas veces has demostrado o sentido gratitud por estar vivo? ¿cuantas veces has dado las gracias sinceras a personas que te sirven de alguna manera en tu vida diaria? ¿cuantas veces das las gracias por haber despertado un día mas y con todo lo que tienes ahora mismo?

Yo me sentí en verdad agradecido por estar un día más en este mundo, desde que salí del hospital, me he despertado cada mañana dando gracias a Dios y siempre se me escapa una lágrima que corre por mi rostro hasta la almohada.

¿Das por sentado que estas vivo? ¿no te has percatado de lo increíble que es estar consciente, respirando y vivo? ¿has dado las gracias a tu familia por estar ahí para ti? ¿les has dicho desde lo profundo de tu corazón cuanto los amas? hasta con todo y desacuerdos y peleas, ¡qué importa!

Demuestra amor todos los días.

Los tradicionales días festivos promueven la hipocresía, la perpetúan, seguramente estas en desacuerdo si eres de los que solo esperas los cumpleaños y día de la madre, padre, abuelo, tío, perro, piedra, etc. para demostrar tu “amor” y recibir algo a cambio.

Constantemente oigo a padres y madres que dicen: “nunca me visitan, y el día de la madre nomas vienen a que les dé de comer y me dejan todo sucio” o también “nomas el 10 de mayo se acuerdan que tienen madre” y así por el estilo. Y no importa que digas que tu si quieres a tu mamá, papá, tío perro, abuelo, la realidad esta muy alejada de tus palabras y lo que te engañas todo el tiempo.

El amor se demuestra todos los días, de mil maneras, si supieras lo que un padre o madre agradecerían una llamada de 10 minutos a veces ¡al mes! ¿por qué no estar al pendiente de ellos? ¿por qué no solamente “te llamo porque me acorde de ti”? ¿como estas? ¿te hace falta algo?

Ahora los mensajes de texto son validos, pero nada, absolutamente nada sustituye un abrazo con toda el alma, un beso, ¡hoy mismo! porque quizas mañana no puedas hacerlo.

Si eres de los que solo esperan un día de fiesta para  demostrar tu “amor” -sí, entre comillas porque no es amor- estas viviendo tu vida basado en apariencias, te preocupa solo el “qué dirán” pero no sabes lo que es el amor, pero tampoco buscas aprenderlo.

Preguntate ¿y si mañana ya no despertara o fuera mi ultimo día? ¿a quién no le dije lo mucho que lo aprecio, a quién no le dije “te amo”, a quien no abrace cuando me moría de ganas de hacerlo?

No seas como esos que cuando ya esta el ser amado bajando a su tumba  se vuelven locos y se quieren morir o arrojar a la tumba con ellos, algunos engañados por las apariencias, pensaran “mira, cuanto lo o la amaba” pero la verdad es que es la conciencia y el remordimiento de lo que pudo hacer y no hizo.

Se sienten culpables.

Cuando se hizo lo que se pudo cuando tuviste oportunidad para hacerlo, el dolor por intenso que sea, no te lleva a hacer esos papelones, porque tu corazón esta seguro más allá de toda duda razonable que diste amor cuanto pudiste hacerlo, que regalaste tiempo y recursos aunque quizas no tenias mucho de donde tomar, que hiciste mas de lo que podías hacer, y el ser amado lo supo.

¿Y si fueras tu el que se va?

¿Te sentirías satisfecho con lo que has hecho hasta ahora? ¿te sentirias tranquilo de haber dado no solo lo que estuvo en tus manos, sino quizas más allá de lo que pudiste hacer?

Vives como si tuvieras garantizado el futuro y demuestras una apatia increíble a la vida al mismo tiempo, el problema es que crees que tienes tiempo, que mañana podrás demostrar amor, porque hoy “no tuviste tiempo”, crees que mañana esta garantizado, cuando no sabes si hoy no llegaras a tu destino.

El problema es que crees que tienes tiempo, “el mes que entra…” “el año que entra…” dejas tus proyectos, sueños y vida en postergación.

Mucha gente que acude a mi vive en un estado de sufrimiento y quiere cambiar su situación, pero sigue poniendo las mismas excusas: no tengo dinero, no tengo tiempo, no es el momento, el mes entrante, el año que entra sí, etc.

Mientras tanto la vida pasa, y se escapa.

Si no empiezas Hoy mismo a cambiar tu vida, jamas llegaras a donde quieres estar. Si no puedes tomar una acción masiva con determinación, inicia paso a paso ¡pero inicia ya!

Ve y besa a esa persona amada como si mañana ya no fueras a estar, abrazala como si no fueran a volver a verse en largo tiempo, dile lo que por miedo no te has atrevido a decirle, porque la alternativa es demasiado dolorosa e inaceptable.