Coaching de Vida Monterrey

Entrena tu mente y toma las riendas de tu vida.

entrenar la menteLa mente es el mejor recurso que tenemos a mano los seres humanos, y puede ser también nuestro peor enemigo, sobre todo cuando no estamos conscientes de lo mucho que nos puede ayudar o perjudica.

Como profesional en PNL hay un dicho que aprendí y que repito a mis clientes para que se den cuenta de que su dialogo interno, las imágenes que se forman en la mente y aquello a lo que le dedican mucho tiempo en su mente, tiene un impacto profundo en sus vidas, y puede ser la diferencia entre lograr lo que quieren y seguir obteniendo los mismos resultados, y es que “para la mente es lo mismo pensar que hacer”.

 

 

 

No hay diferencia si solo se imaginan que todo les sale mal, si se ven constantemente fallando y escuchan las risas de la gente al rededor burlándose de ellos a sus seres amados dándoles aquella mirada de desaprobación, y lo que te imagines ahora mismo.

No hay diferencia para la mente, para tu mente inconsciente ha sucedido una y otra vez, no importa que realmente sea la primera vez que lo intentas, ademas, si le dedicas demasiado tiempo a repasar una y otra vez a esas imágenes, emociones, conversaciones, etc. tu mente inconsciente “entiende” que eso que dices que “no quieres” es lo que en verdad quieres que suceda, ya que le dedicas mucho tiempo y recursos emocionales, y eso es lo que consigues a final de cuentas.

Toma el control de tus pensamientos ¡Hoy Mismo!

Por esa razón es mejor empezar a entrenar tu mente ahora mismo, lo cual no es tan sencillo si tomas en cuenta la manera en que el inconsciente aprende y forma patrones mentales (mapas), y es que la mente no forma un “camino” nuevo entre neuronas cada vez que repites un recuerdo, que sientes esa emoción, cada vez que te imaginas algo o haces y practicas algún nuevo aprendizaje.

Se usan las mismas neuronas y el mismo “camino” que se utilizo la primera vez, y solo requiere de unas pocas veces para que se dispare cada vez que se cumplen las condiciones apropiadas -en el caso de una fobia, ansiedad, miedos, etc- o cuando se refiere al autosabotaje.

Así que deja de pensar en lo que “NO quieres” y de pensar en lo “peor que te podría suceder y como te sentirás cuando suceda” y enfócate en lo que Si quieres que suceda, en lo que te haría feliz, pero de la misma manera en que le dedicas recursos a lo negativo, es decir, cuando te imaginas lo que podría salir mal, sientes emociones verdaderas, las imágenes las percibes en colores vívidos, incluso aromas, escuchas sonidos, conversaciones, entonaciones, etc.

Esto al principio te parecerá algo tedioso y que toma “mucho tiempo”, pero si en verdad quieres dejar de ser la víctima de las circunstancias, si en verdad quieres tener el control de tu vida y aprender a manejar tus emociones y los resultados que obtienes en la vida, te esforzaras por cambiar esos pensamientos, emociones y conversaciones interiores negativas, por lo que en verdad quieres vivir.

 

Créeme que es un proceso al que hay que dedicarle algo de tiempo, sobre todo si tienes ese mal hábito a ser “realista” -excusa que usan los pesimistas para no parecer pesimistas- porque no vemos las cosas como son realmente, vemos la vida como somos nosotros mismos, y es por eso que podría tomarte algo de tiempo romper con la inercia a pensar negativamente.

Esto también requiere dejar de engañarte a ti mismo con el clásico “pero no estoy tan mal, mira que hay otros peor” y excusas similares, se requiere ser brutalmente honesto

contigo mismo, contigo misma, después de todo, duele menos cuando aceptamos las cosas de nosotros mismos, pero no deja de doler.

Una vez que haz captado la realidad de las cosas, que reconoces  qué y cómo sueles usar tu mente y tus emociones, podrás estar alerta para cuando esto suceda y poder cambiar esos pensamientos por lo que en verdad quieres.

Empieza a actuar cómo esa persona que quieres ser, ¿cómo caminarías si fueras esa persona que anhelas ser, si ya hubieras logrado tu objetivo? ¿cómo te sentirías? habla como si ya hubieras conseguido tu meta.

happymanPara dejar un mal hábito, es necesario tener ya otro que lo reemplaza, algo que percibas, sientas y veas de mayor beneficio y ganancia que lo que tienes actualmente.

Posiblemente te tome algún tiempo, quizás menos de lo que imaginas, pero lo que si te puedo decir, es que veras cambios en tu vida cada vez más patentes.

 

  • 0 replies

    Leave a Reply

    Want to join the discussion?
    Feel free to contribute!

    Deja un comentario