terapia para niños de padres divorciados

niños de padres divorciados

El indice de divorcios en todos los países del mundo esta en constante crecimiento, esto tiene una raíz profunda en la sociedad de hoy, sin embargo hoy quiero tocar un tema que normalmente se deja de lado, que no se quiere ver e incluso se suele usar como excusa para una separación o divorcio: los hijos.

Los hijos de todas las edades sufren cuando hay una separación o una ruptura del nucleo familiar, y generan conductas y problemas debido a esto, y por eso los llevan a terapia, aunque realmente pocas veces es en realidad necesario, aun así los hijos menores de 12 años sufren debido a este cambio radical en sus vidas.

Pero el problema no para ahí, pues cuando los pequeños empiezan a desarrollar problemas de comportamiento, fuera de su edad (como mojar la cama, problemas de atención, rebeldía, etc) los padres (mamá y papá) suelen lavarse las manos de la responsabilidad y le quieren pasar todo a los pequeños.

Es decir, no quieren darse cuenta de que el problema lo tienen los adultos, muy pocas veces o casi nunca los niños son el problema, ¿a que me refiero con esto? a que el comportamiento o problemas de los pequeños es un reflejo de los padres.

Pero al no querer darse cuenta de que son los padres los que requieren terapia y no los niños, el problema persiste y es cuando los adultos buscan “terapia para los niños de padres separados o divorciados” y es un gasto muchas veces innecesario, ya que en realidad son los padres quienes requieren la terapia.

En el caso de la Programación Neurolinguistica, se les da terapia a los padres, no a los hijos, pues se reconoce este hecho, los padres de alguna manera transmiten sus emociones, conversaciones y problemas a los pequeños, quienes al no saber cómo manejar la situación pues no cuentan con la madurez necesaria, suelen desarrollar problemas de comportamiento.

Los hijos aprenden y sanan por lo que en Programación Neurolinguistica se llama modelaje.

¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que los padres transmiten los recursos -y en este caso los problemas y conductas- a sus hijos. Los pequeños hacen lo que ven hacer a sus padres, no lo que ellos les dicen que hagan.

Esto es más frecuente en los menores de 12 años, que tienen aun un vinculo especial con sus padres, y en particular con la madre, de algún modo intuyen cuando las cosas no están bien y esto les causa ansiedad y emociones que no saben como manejar.

Es por esta razón que en PNL afirmamos que cuando hay separaciones, divorcios o algún otro problema con la pareja, son los padres quienes requieren terapia y no los pequeños, requieren hacerse cargo de sus acciones y lo que esto provoca en los pequeños, es muy irresponsable pensar que por los problemas que los adultos causan en el mundo de los niños estos últimos deberían aprender a manejar sus propias emociones y confusión.

Los pequeños mejorarán por Modelaje, es decir, cuando son los padres (ambos) quienes toman la terapia, el beneficio se vera reflejado en los pequeños a los pocos días, una vez que se resuelve estos asuntos entre ellos y con ellos mismos de forma individual, los niños van “imitando” el estado emocional de sus padres, adoptando los recursos emocionales y mentales e integrándolos a su vida diaria de forma intuitiva.

Son lo padres que optan por la separación o el divorcio quienes deben llevar la terapia debido a lo que esto provoca en su persona, ya que aunque ellos piensen lo contrario o crean que saben esconder muy bien lo que sienten y esta pasando, no es así, los hijos pequeños pueden muy bien percibir que algo no esta bien en el mundo como lo conocen y esto causa confusión, ansiedad y otros problemas en ellos.

Una vez que los padres han tomado la terapia y han aprendido como nutrir a sus hijos y darles tranquilidad y estabilidad emocional, los niños mejorarán y aceptaran los cambios de una manera más natural.

¿qué síntomas causan las separaciones o divorcios en los niños?

En ocasiones los hijos de padres separados o divorciados empiezan a caer en conductas normales en niños más pequeños, como el mojar la cama o ensuciar la ropa (hacerse popó en la ropa) despertar llorando a mitad de la noche, déficit de atención o falta de concentración, rebeldía, retraimiento en sí mismos, sensibilidad excesiva, por mencionar solo los más comunes.

Así que, padres, asuman su responsabilidad y encuentren la estabilidad emocional y mental para ustedes mismo y para el beneficio de sus hijos, la terapia con PNL es efectiva y rápida, a diferencia de otros tipos de terapia la PNL trabaja con el inconsciente haciendo los cambios y adopción de recursos de forma inmediata.

Por eso en un par de sesiones pueden lograr mucho más que meses de terapia tradicional, ademas, aprenderán recursos que les ayudarán a apoyar a sus hijos en esa difícil transición para ellos.