Nada es gratis, todo tiene un precio.

Pagar el precio
En esta vida, todo tiene un precio, especialmente el éxito, durante décadas y generaciones se ha argumentado que “las mejores cosas de la vida son gratis” algo que en realidad no es cierto, no estoy de acuerdo con eso porque es una equivocación demasiado grande para ignorarlo.
¿Por qué me atrevo a hacer semejante afirmación? Porque todo tiene un precio en realidad, quizás estas acostumbrado o acostumbrada a ver todo con un costo, a relacionarlo con dinero, pero no siempre es dinero lo que terminas pagando, de hecho creo que si todo se redujera a eso, la vida nos sería mucho más barata.
Piensa por ejemplo en aquellas personas que buscan el tan desgastado “sueño americano”, muchos, pagan con su vida el atreverse a alcanzarlo, otros, con una vida de aislamiento y penalidades, y muy pocos, son los que en verdad obtienen ese “sueño”.
O por ejemplo en aquel hombre o mujer que cree en el “trabajo arduo, duro y sacrificado” para obtener el “éxito” -pongo éxito entre comillas porque todo lo reducen a dinero y eso es otra equivocación- y se pierden de ver crecer a sus hijos, van perdiendo a sus cónyuges, hijos, amigos, familiares sin darse cuenta, por esa “seguridad económica” que tanto les han taladrado en la cabeza.
Ese es el precio que muchos pagan por obtener el dinero que creen que quieren, el problema es que no se dan cuenta que ese es el precio que están pagando por su objetivo.
Tampoco es gratis el tener buenas relaciones con hijos, familia y pareja, porque se requiere estar dispuesto a pagar otros precios, a veces económicos, a veces de otro tipo, por ejemplo, aprender a ser absolutamente consciente de sí mismo, sí misma, y estar absolutamente presente disfrutando, contribuyendo y viviendo esos momentos.

“El precio del éxito se paga por adelantado”

Solo las personas que logramos nuestras metas sabemos esto, lo aprendemos de forma empírica, y tu sigues preguntándote ¿por qué no obtengo el éxito? o ¿por qué la gente no es prospera?

Lo gratis, no da prosperidad.

Esta es la razón por la cual la mayoría de las personas no obtienen el éxito, todo lo quieren gratis, sin pagar el precio, sin esfuerzo alguno, que aparezca mágicamente y de la noche a la mañana.
Lo he comprobado en muchas ocasiones, por eso ya no doy consultas gratis ni sesiones de coaching gratis, porque en primer lugar son muchos los que dicen querer aprovechar la oportunidad, de esos en realidad son pocos los que si llegan a mi oficina o se conectan, pero lo más triste, es que ninguno de ellos llega a aprovechar esos momentos, ninguno llega a obtener resultados.
Y es que todo esta en la mente inconsciente, cuando buscas que todo se te regale, que todo se te de gratis, ese es el valor que estas dándote, es el mensaje que le das a tu mente inconsciente de tu verdadero valor como persona, tu autoestima, le estas diciendo “no valgo nada” “no valgo la pena el esfuerzo” y aunque no lo creas estas generando una deuda emocional y metal que no te va a permitir tener prosperidad en ninguna área de tu vida.
No soy el único que piensa así, uno de los autores del libro y película “El Secreto”, afirma lo mismo, ya que regalo un libro con un valor enorme, pero de los miles de libros que regalo, no obtuvo un solo testimonio de la gente que lo obtuvo. Es decir, nadie saco provecho del libro, nadie puso en practica lo que aprendió.

Cuando estas dispuesto a pagar el precio.

Cuando estas dispuesto a pagar el precio, sea cual sea, con tal de obtener lo que quieres, así sea un precio “pequeño” –ya que el dinero representa el mínimo esfuerzo en realidad-, empiezas a reprogramar tu mente y empiezas a ganar autoestima, a reconocer que vale la pena esforzarse por ti mismo, para ti mismo.
Cuando reconoces algo de valor para ti, y haces todo lo que esta en tus manos para poder obtenerlo, empiezas a buscar alternativas para poder obtener los recursos y obtenerlo, tu mente empieza a cambiar, empieza a buscar opciones, y así empiezas a obtener resultados diferentes.
Cualquier cantidad de esfuerzo o dinero que represente un reto para ti te dará mejores resultados siempre, inevitablemente, te dará mejores resultados que cualquier otra cosa que obtengas gratuitamente.
Y de verdad que el dinero es el menor de los precios que vas a pagar cuando estés dispuesto o dispuesta a lograr lo que quieres, porque romper con tus miedos, con tus hábitos, con tu programación mental o mentalidad es lo que te garantizo te va a costar más trabajo, esfuerzo, tiempo, dolor y lagrimas, pero también, esos precios, son los que te darán las mayores recompensas, siempre y cuando, estés dispuesto a pagar dichos precios.

Entonces, ¿Estas dispuesto a pagar el precio del éxito? ¿de los resultados que quieres en tu vida? ¿de las experiencias que quieres vivir?