Las recompensas ocultas o ganancias secundarías son las razón o razones por las que una persona mantiene un mal hábito o un comportamiento autodestructivo, son la razón por la cual, aunque dice que quiere cambiar o salir del lugar donde se encuentra, sigue cayendo una y otra vez en lo que “no le gusta”.

Si te encuentras con que por más que te esfuerzas o por más tratamientos que tomas o la ayuda que recibes, sigues cayendo en la depresión, sigues volviendo a tus malos hábitos, sigues saboteandote, puedes estar teniendo una recompensa oculta o ganancia secundaria.